Fundación San José
Fundada por el Excelentísimo Señor Marqués de Vallejo (1899)

De todas las Fundaciones que dejó el Marqués de Vallejo fue ésta en la que más dinero y esfuerzos invirtió. Su único hijo y heredero murió el 18 de abril de 1878 de epilepsia, enfermedad que le había acompañado durante sus 24 años de vida. El marqués viajó con su hijo a Alemania, Francia y otros países de Europa buscando una solución para su terrible enfermedad. Pero nada consiguieron. Tras la muerte de su hijo pensó en la creación de una Institución para el tratamiento de la epilepsia y con ese fin adquirió la finca "Las Piquerías" de más de 900.000 metros cuadrados de superficie, mezcla de campo, jardín y bosque, sita en los términos municipales de Carabanchel Alto y de Leganés. Un lugar apacible y tranquilo.
 
Contó desde el primer momento con la colaboración del padre Fray Benito Menni, comisario general y superior en España de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Los planos de todos los edificios de la Fundación, así como la dirección de toda la obra, fueron encomendadas al catedrático de la Escuela de Arquitectura, D, Federico Aparici y Soriano, ayudado por el también catedrático D. Enrique Fort. Las obras se iniciaron el 4 de agosto de 1895 y concluyeron el 20 de junio de 1889. De la Fundación se hizo cargo la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios nombrando patrono al marqués de Vallejo. Después de su muerte éste pasó al obispo de Madrid.

Durante la Regencia de María Cristina de Habsburgo-Lorena (1895-1902) esta institución fue declarada Institución de Beneficencia Particular por un Real Decreto del 21 de julio de 1899. En ella se cuidaron a numerosos enfermos epilépticos pobres pudiendo atender a otros con carácter de pensionistas.


Fuente: Riojanos en Madrid - Centro Riojano de Madrid