Ricardo Ruiz de Azcárraga y San Martín

Nació don Ricardo en el año 1891 en Cenicero. Muy buen estudiante y sin duda influenciado por su tío, el eminente doctor San Martín, culmina brillantemente los estudios de medicina en Madrid el año 1915.

Su vida profesional estuvo plagada de importantes cargos (ayudante de clínica interino, en propiedad, profesor auxiliar de la Universidad Central, encargado de la Cátedra de Patología General).

En el año 1918, recordado tristemente por la fatal gripe que llevó el luto a muchos hogares riojanos, don Ricardo y otros dos colegas se desplazaron de Madrid a Cenicero para ayudar a los médicos y practicantes del pueblo y salvar muchas vidas.

El Ayuntamiento le nombró "Hijo Predilecto", recogiéndose el acuerdo en el acta de la sesión del 2 de abril de 1918, como agradecimiento a sus desvelos. El 23 de abril de 1923, el Gobierno le otorga la Gran Cruz de la Orden Civil de Beneficencia con distintivo morado y negro, precisamente por la ayuda que prestó a los cenicerenses en el año de la gripe.


El Colegio de Médicos de Logroño reconoció su valía y lo nombró Socio de Mérito.

Desde el año 1976 la calle de la estación lleva su nombre. Fue inaugurada el 8 de mayo y ese mismo día se ponía en funcionamiento el flamante centro de higiene que lleva su nombre.

El 2 de septiembre de 1979 se coloca un busto suyo en la plaza del Dr. San Martín, costeado por suscripción popular.

Falleció en Madrid el 30 de julio de 1968, dejando sus bienes al pueblo de Cenicero, último rasgo a favor de sus paisanos que le honra para siempre. La donación se formalizó al fallecer su viuda doña Felisa Ferrando en 1971.


Datos sacados de la Revista  "El Regadío" (Cenicero)