Pepe Blanco
José Blanco Ruiz nació en la calle Rúa Vieja de Logroño el 19 de marzo de 1.911. Junto a Travesía de Palacio y casi frente a la ermita de San Gregorio. Fue bautizado en la iglesia Santa María de Palacio. Desde niño fue carretero y se dedicó a transportar grava y arena a las obras y vino de los pueblos a los almacenes de Logroño. 

Con 16 años, cansado del transporte con tracción animal, comenzó a trabajar con la familia logroñesa de Casto Barrio que tenía coches de alquiler. A los 18 obtuvo el carnet de conducir y ya se dedicó al taxi para la familia Barrio, para otras empresas o por cuenta propia e incluso fue chófer particular del Alcalde de Logroño. 
El 14 de septiembre de 1935 casó en Cenicero, donde Pepe llegó de chófer para una empresa, con Rosa Sistiaga Frías, nacida en Astillero pero con ascendencia cenicerense. Aquí tuvo taxi y regentó el bar del Casino. 

Estuvo tres años en la guerra civil surgida por la Sublevación del 36 y con 28 de edad se estableció de taxista en Logroño ayudado por la familia Garrigosa. Era el año 1.939 y Pepe era popular en Logroño antes del 36 y conocido como Marchenita por buen imitador de Pepe Marchena. Había participado en veladas de aficionados y lo seguía haciendo en Logroño y en algunas localidades de la provincia. Todas las noches ofrecía unas canciones en la Cafetería Ibiza de Logroño, frente a donde tenía la parada de taxi. En El Espolón. Le solía acompañar con la guitarra el logroñés Sebastián Trapero. 

Los dos se presentaron en el Price de Madrid el Sábado de Gloria del año 1.942. Huvo éxito desde el primer día y allí comenzó la fama y la formación en compañías y espectáculos alternando con Lola Flores, entre otros. Pepe ya tenía 31 años. El año 1944 grabó su primer disco. En el año 45 actuó incluido en varias compañías de variedades alternando con Carmen Morell y en 1.946 formó la primera compañía como empresario y pareja de Carmen. Pepe tenía 34 años y Carmen 17. La pareja se separó el año 1.961. El año 1.962 la familia Blanco Sistiaga se fue de Logroño a vivir a Madrid. Pepe y Rosa tuvieron hija e hijo que viven en Logroño con sus familias. Su hijo, Pepe, falleció en Lardero en febrero del 2.002. En La Rioja viven también los nietos y biznietos del cantante. 

Pepe Blanco grabó como solista unas 150 canciones. Más de 30 con Carmen y fueron populares "Cocidito madrileño", "¡Ay, mi sombrero!, "El farolero", "El gitano señorito", "El granate", "En La Rioja nací", "Madrid tiene 6 letras", "Entre dos corazones", "Amor que viene cantando"….y numerosas jotas. Para ellos escribieron los más importantes letristas y compositores de la época: Quintero, León y Quiroga y Perelló, Monreal, Llabrés, Codoñer..

Algunos de sus espectáculos fueron "Vuelo de estrellas", "Melodías de España", "Dos amores vienen cantando", "En el corazón banderas", "Aventuras del querer", "Me debes un beso", "Seis novias para mí solo"…
Pepe y Carmen estuvieron más de un año en Sudamérica por el 1.951. Nueve meses en Buenos Aires y también en Venezuela, México, Perú, Cuba, Brasil, Chile….Consta en los medios informativos bonaerenses que Pepe ha sido el extranjero que mejor ha cantado el tango. Uno de sus discos es totalmente dedicado al tango. 

Carmen Morell y Pepe Blanco interpretaron como pareja tres películas. Destacan "Amor sobre ruedas" y "Maravilla". Pepe intervino en tres más compartiendo actuación con Ángel Peralta, Lolita Sevilla, Pepe Isbert, Estrellita Castro y Tip, entre otros. 
Tras la disolución de la pareja Pepe actuó en salas de fiestas, en compañías junto a Farina, Porrinas de Badajoz, Rosita Ferrer, Lilián de Celis, Tomás de Antequera, Gloria Romero, Valderrama, Antonio Molina y en programas de televisión. 
Murió en Madrid en diciembre de 1.981. Fue enterrado en Logroño el día 17, en el panteón familiar, y el sepelio fue una manifestación popular.

Logroño le dedicó una calle en marzo de 1.980, siendo Alcalde Miguel Ángel Marín. 
Pepe Blanco dominó y triunfó con diversas variedades de la canción española. Triunfó por su voz varonil y personalidad escénica a pesar de haber llegado mayor a su oportunidad en Madrid. Todos los profesionales de la escena lo reconocían como un hombre bueno, desprendido, sencillo y espontáneo. 


Del libro: "EN LA RIOJA NACÍ" ( Pepe Blanco )
Autor: Pedro Mª Azofra