Amós Salvador Carreras

Arquitecto con estudio abierto en Madrid. En la ciudad de Logroño queda también algún edificio proyectado por él. Nació en Logroño en 1879 dentro de una saga familiar política en línea directa con Sagasta. Es hijo de Amós Salvador Rodrigáñez, uno de los más destacado caciques liberales de la provincia.

  Actividad profesional. Trabajó como arquitecto para la Compañía Arrendataria de Tabacos, además de ser arquitecto de Construcciones Civiles del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, así como también Vocal de la Junta de Arquitectos del Ministerio de Fomento. Fue igualmente miembro de la Sociedad Benéfica Española de Casas Higiénicas y Presidente de la Sociedad Central de Arquitectos de Madrid, así como Secretario y Vocal redactor del Boletín de la misma. Muere en el exilio después de la Guerra Civil.

Actividad política. Se inicia en la política como Diputado cunero de distintos Distritos Electorales de diferentes provincias. Primero del Distrito leonés de Ponferrada en el año 1910 y después del distrito castellonense de Albocacer en 1916.
Desde 1919 hasta la Guerra Civil será Diputado por Logroño. En los años de la Restauración por el Distrito de la capital y como liberal, y en los años de la IIª República -excepto en las Elecciones Constituyentes-, como republicano - de Acción Republicana e Izquierda Republicana-, por la circunscripción electoral provincial. En el gobierno formado por Azaña después de las Elecciones del Frente Popular fue Ministro de Gobernación durante un tiempo breve.
Toda su trayectoria política está tutelada y orientada por su padre y también por la figura de Manuel Azaña del que fue un amigo destacado.

Actividad cultural. Modelado una vez más por su padre y por Azaña participa activamente en la cultura madrileña, tanto en la participación de creación de revistas, como en los centros culturales madrileños más destacados. Especialmente se señalable su actividad ateneísta, sobre todo en los años finales de la Dictadura, que siendo Vicepresidente, y estando el Presidente en la cárcel (Azaña) tuvo que asumir las responsabilidades de abrir el Ateneo contra las disposiciones del gobierno.


Fuente: Francisco Bermejo

Riojanos Ilustres