Mateo Albéniz

  Compositor y teórico español. Nació en Logroño sobre el  1755. Fue organista de Santa María la Matriz de San Sebastián, donde permaneció hasta 1829, dejando a su hijo Pedro como su sustituto en esta iglesia y a su yerno Lubet, esposo de su hija Angela, como organista de San Vicente, mediante un convenio que firmó con el Ayuntamiento. Después de su retiro Mateo siguió viviendo en San Sebastián hasta su muerte el 23 de junio de 1831. 

La obra del Maestro Mateo Albéniz, conocido por su laboriosidad y estudios, abarcó muchas composiciones religiosas como misas, vísperas, oficios de difuntos, motetes y villancicos, aunque también otras composiciones mas mundanas. Desgraciadamente todas sus composiciones religiosas anteriores a 1813, se perdieron en el incendio y saqueo de San Sebastián por las tropas inglesas persiguiendo la retaguardia francesa durante la Guerra de Independencia

También escribió música para piano y una obra teórica llamada Instrucción Metódica, Especulativa y Práctica para Enseñar a Cantar y Tañer la Música Moderna y Antigua (San Sebastián, 1802), que se basa en Antonio Soler para una explicación de la notación renacentista. 

Pero Albéniz no fue un tradicionalista ciego enraizado en los viejos estilos. Exaltó tanto a Haydn como a Mozart y fue el primero en España en imprimir extensos ejemplos de la música de ellos para que los estudiantes los imitaran. 

La opereta Los Enredos de un Curioso, a veces atribuida a Albéniz, es una obra de Carnicer, Saldoni, Francesco Piermarini y el hijo de Albéniz, Pedro Albéniz y Basanta.

 

Riojanos Ilustres