Lorenzo Cañas Metola
Nació en Logroño en 1947 en el seno de una familia con tradición hostelera, por lo que se inició en el mundo de la restauración, como camarero, a la temprana edad de 12 años y pronto descubrió sus aptitudes culinarias. Se formó en varias cocinas tanto de Logroño como del resto de España y del extranjero. 

En 1971, abrió su primer restaurante y en 1983 traspasa el nombre de "La Merced" a un nuevo restaurante ubicado en el Palacio del Marqués de Covarrubias, en pleno Casco Antiguo de Logroño. 

  Este restaurante, que marcó toda una época en la capital riojana, dio paso en 1999 a un nuevo establecimiento, aunque mantiene el nombre, destinado a convenciones, congresos, banquetes y comidas de empresa. Este nuevo restaurante, situado en una superficie de 25.000 metros cuadrados en La Grajera, suponen la consagración de una nueva generación de la familia Cañas, dado que colaboran en la cocina y en la sala sus tres hijas: Elisa, Araceli y Begoña. 

Desde el inicio, la dedicación y esfuerzo de Lorenzo Cañas han caracterizado su negocio, basado siempre en ofrecer al cliente un servicio de máxima calidad, que ha hecho posible que La Merced se considere un afamado restaurante en el ámbito nacional. Tratando de buscar nuevas fórmulas y peculiaridades de otras cocinas, Lorenzo Cañas conjuga imaginación y creatividad con los mejores productos de nuestra tierra, su cultura y tradición. Por eso, aunque incorpora los últimos adelantos técnicos, en sus fogones prefiere utilizar los medios tradicionales. 
Lorenzo Cañas, que es el Presidente Nacional de la Asociación de Restaurantes de Buena Mesa, ha recibido numerosos reconocimientos personales y profesionales, entre los que destaca la Medalla de Planta al Mérito Turístico, concedida por el Gobierno de España en 1983 cuando tenía sólo 35 años, y el Premio al Fomento Turístico de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Riojano del año en los años 1993 y 1985, Maestre de Cocina de los gorros Blancos, el prestigioso restaurador riojano ha recibido, entre otros, el Premio "La Gula", el Trofeo Internacional de Turismo y Hostelería, el Cordón de Plata Gastronómico, la Miga de Oro, el Premio Restauradores, el Óscar Nacional de UNIPYME, el Premio Gourmet al mejor restaurante decorado de España y, recientemente, el Diploma de la Academia Riojana de Gastronomía. 

El Gobierno regional le otorgó en el año 2005, el título de Riojano Ilustre, la más alta distinción personal que puede otorgar el Ejecutivo regional de acuerdo con la Ley que regula los honores, distinciones y protocolo de la Comunidad, en en agradecimiento a su labor en la difusión de la cultura de la Comunidad, con la exquisitez de su gastronomía elaborada con lo mejor de nuestra tierra. La condecoración se entregó el día 9 de junio, en el Monasterio de San Millán, con motivo de la celebración del Día de La Rioja.


Riojanos Ilustres