Emilio Lerena Ureta

  Nació de Berceo, el 20 /09/1899. Hijo de don Vicente Lerena y Doña María Ureta. A los 11 años (aproximadamente) viajó en barco a América solo, para tentar fortuna. Fue decisión de sus padres, quienes temían que fuese incorporado al ejército siendo tan corta su edad. Desembarcó en Argentina, en el puerto de Buenos Aires, en el año 1911. 

En Buenos Aires ingresó como cadete en la Compañía Nobleza de Tabacos. Su eficiencia le ganó el aprecio y respeto de todos los directivos de la empresa. Su gerente lo reconoció como el mejor empleado. 
Posteriormente ingresó en la Fábrica Argentina de Alpargatas (una de las empresas más importantes del país en ese entonces), también como cadete. Llevaba los pedidos a los clientes. En esta compañía se desempeñó en todos los cargos, hasta que fue trasladado a la sucursal Mendoza, llegando a ser Gerente de toda la Zona Cuyo. En los deportes fue remero, practicó esgrima y acostumbraba jugar a la paleta con miembros de la comunidad vasca de Mendoza. Leyó y aprendió de la vida cada día. 
En 1937 contrajo enlace con María Salazar Canal en la Iglesia de Chacras de Coria, Mendoza. Tuvo dos hijos, María del Carmen (1937) y Emilio (1940), que luego le dieron seis nietos: Roberto Gabriel, María del Rocío y Rodrigo Gastón, hijos de María del Carmen, y María Laura, Emilio José y Natalia Inés, hijos de Emilio.

Trabajador incansable, se desempeñó como viajante de comercio de distintas fábricas y empresas de Argentina. Esto lo llevó a transitar todo el territorio del oeste argentino, que conocía como pocos, y le permitió ganar muchos y buenos amigos entre sus clientes.
Estuvo vinculado a entidades de bien público y perteneció en especial a las de la colectividad Española. Sus acciones estuvieron siempre orientadas a ayudar a los demás.

Fue uno de los fundadores del Hospital Español de Mendoza, pionero y modelo de las instituciones de salud en la zona. Integró su primera Comisión Directiva y en el transcurso de los años ocupó los distintos cargos de la misma. Llegó a ser Presidente en distintos períodos. Siempre ad honorem.  Su esposa fue miembro y presidenta de la comisión de damas del Hospital Español de Mendoza y su hijo continúa con esta misión como miembro vocal de la actual comisión directiva. Don Emilio Lerena Ureta recibió la medalla de oro de la institución por su trayectoria y aporte, siendo distinguido como socio benemérito vitalicio. Fue condecorado por Su Majestad el Rey Juan Carlos de España, dada su dilatada actuación en beneficio de los residentes españoles en Mendoza. Fue fundador de la Asociación de Dirigentes de Ventas de Mendoza. 

Perteneció al Rotary Club Mendoza Capital, destacándose por su laboriosidad y entrega solidaria. Asistió como delegado al Congreso Hispano-Americano del Cono Sud, y fue representante mendocino en otros encuentros hispano-americanos del país y extranjero (España, Paraguay, Uruguay y Chile). Fue distinguido en el libro de ciudadanos ilustres de la Provincia de Mendoza. Don Emilio Lerena Ureta falleció en Mendoza el 01/10/1988.

Adoraba y agradecía cada día a la Argentina por lo que le había permitido ser y hacer, y no quiso adoptar la ciudadanía argentina para no perder su condición de español. Riojano orgulloso de su gente y su tierra, hizo lo que muchos españoles y riojanos hicieron desde el anonimato: contribuyeron a construir un mundo mejor en ese continente americano que los había acogido. Fue uno más de los muchos hombres españoles, de buena voluntad, que quisieron habitar el suelo argentino y levantaron a la faz de la tierra una grande y venturosa nación.


Datos facilitados por: Roberto Giordano Lerena