Esteban de Torrecilla y Manso

Capilla familiar en Badarán

  Inquisidor General. Nace en Badarán el año 1568, hijo de Esteban y María Martínez (Badarán); nieto de Domingo Torrecilla y Ana Manso de Butrón de Zúñiga. Estudió la carrera eclesiástica en el seminario de Burgos, donde se ordenó en 1594. Poco después es nombrado capellán y beneficiado de la iglesia de Badarán y más tarde de Cañas, y más tarde Racionero (Canónigo) de la catedral de Calahorra. Luego marcha a Madrid con sus parientes, la familia Manso de Zúñiga. Entonces Felipe II le nombra Inquisidor del Reino de Sicilia y Cerdeña, y después Presidente o Regente del Consejo Supremo de Italia. En 1625 regresa a España y se le ofreció el obispado de Valladolid, que no aceptó, fijando su residencia en la capital del reino. Adquirió en 300 ducados las obras de la capilla de la iglesia de Badarán, capellanía que dotó con numerosas reliquias de santos. 

Se dispone de varios documentos editados en Italia: el jueves 7 de febrero de 1619, presenta la concordia sobre las competencias entre los ministros reales y la Inquisición; sábado 20 de marzo de 1621, carta al rey sobre el juramento que debe hacer el virrey de Sicilia en su toma de posesión; 1624, carta al rey sobre el destierro de los del foro de Inquisición que practica el Duque de Feria. 

Regresa a Madrid en 1625. Carta de hidalguía expedida en Madrid el domingo 12 de marzo de 1634, por el rey de armas de Felipe IV, Jerónimo Villa, en la que se indica que procede del Solar de La Caldera (Pinillos, La Rioja). En escritura pública, del miércoles 10 de agosto de 1633, firmada ante el escribano de Madrid Tomás Ramírez, instituye el Mayorazgo de Badarán a favor de su sobrino Miguel de Torrecilla.

Donó al Monasterio de Valvanera numerosas reliquias y un crucifijo de marfil, todo perdido durante la desamortización del siglo XIX.
Muere en Madrid, el domingo 2 de abril de 1634. Fue enterrado en la iglesia del convento de las Carmelitas Descalzas en el lugar que suelen hacerlo los clérigos, que es en la parte donde está el Santísimo Sacramento. Y más tarde trasladado a la capilla familiar en Badarán, donde reposa con su sobrino Juan de Torrecilla Briones.


Datos facilitados por: Antonio de Lorenzo Vázquez