Francisco Arenzana Santos

  Nació en Logroño, capital de La Rioja, el 13 de enero de 1907, hijo de Francisco y Felisa. Se casó en Chile con Rosa Calabuig, hija de españoles y tiene dos hijas María Cristina y María Ximena.

Efectuó sus estudios en la facultad de Medicina de Madrid, titulándose de médico en 1928 y de Doctor en 1929. En 1932 recibió la especialidad de Medico Puericultor. En 1933 ganó las oposiciones al cargo de Inspector Jefe de Puericultura de Logroño, cargo que ejerció hasta 1936. Enseguida participó en la Guerra Civil, primero en servicios civiles y luego como Inspector General de los Servicios de Higiene infantil de la España Republicana. A consecuencias de la misma guerra debió viajar a Chile en 1939.

En Chile comenzó a trabajar en Chiprodal y años después estableció un Laboratorio de productos químico-farmacéuticos con gran éxito. Ha ejercido paralelamente la medicina pediátrica en Chile durante todos estos años.
 Nuestro biografiado llegó al país en medio de una gran conmoción en la península y aquí en Chile supo y quiso integrarse a la colectividad española residente sin manifestaciones de rencores.

Se integró a la Sociedad Benéfica Provincia de Logroño donde actuó como Secretario entre 1958 a 1962. Desde 1963 a 1965 fue Vicepresidente y Presidente desde 1966 a 1970. Nuevamente fue Presidente entre 1981 y 1983. además de Director entre 1971 y 1973 y entre 1984 y 1995. Sumó un total de 30 años de vinculación con nuestra institución. Durante su Presidencia en 1981 se reformaron por primera vez los Estatutos y se reemplazo el nombre de la institución por el de Sociedad Benéfica La Rioja. En 1971 se le designó Presídente Honorario. Durante todos esos años dedicó gran tiempo a la dirección de la revista Anuario de la institución y desarrolló una gran labor en el ámbito social y cultural.

A partir de 1983 se integró al Directorio de la Asociación de Instituciones Españolas de Chile (A.I.E.Ch.). En 1985 fue elegido Presidente de la A.l.E.Ch. cargo en el que estuvo hasta 1996, manejando los destinos de esta institución que agrupa a todos las entidades hispánicas de Chile con gran maestría. Fue designado Presidente Honorario.

Su curriculum recoge gran cantidad de condecoraciones, premios y distinciones que sería largo enumerar. Sin embargo, a la hora de destacar las virtudes del Dr. Francisco Arenzana no podemos dejar de referimos a su brillante oratoria, a sus hechuras de perfecto embajador, y a su espíritu apasionado que le imprimió un gran dinamismo a las instituciones que dirigió. Esa misma pasión por la vida nos permite verlo hasta hoy en las manifestaciones sociales de la colectividad española siempre lúcido y derrochando cultura a sus 95 años.


Datos facilitados por: Juan Antonio García Sánchez, de su libro "La Rioja y los Riojanos en Chile (1818-1970)"