Manuel Antonio García Herreros Sáenz de Tejada
Conclusión
Se retiró entonces García Herreros de los negocios públicos y murió pocos meses después en Madrid, el 25 de abril de 1836. Una vida gastada al servicio de su Patria, en defensa de la libertad y de la soberanía de la nación. Una vida ajetreada, luchadora, corriendo la suerte de los liberales: a los años del poder seguían los de la represión y así sucesivamente. Hombre que sufrió la crítica de los exaltados y los golpes de los absolutistas. Cometió errores, pero con sus ideas en las Cortes de Cádiz y sus actuaciones como gobernante, puso cimientos para construir la España democrática del futuro.

El que había salido de su familia de labradores del pequeño pueblo de San Román de Cameros y que había adquirido una formación ilustrada, a la par que profundos conocimientos legales, puso toda su persona al servicio del bien público.

Don Manual Antonio García Herreros es uno de los seis de los que Don Diego de Agreda, en su carta citada al principio de este trabajo dice: «han sido unas personas que s e distinguieron en su vida, haciéndose tan particulares, que tengo por conveniente de perpetuar su buena memoria y sus nombre todo lo posible". Que estas notas biográficas contribuyan a ello.

Placa colocada en San Román de Cameros

Introducción

Nacimiento, infancia y juventud

Diputado de las Cortes de Cádiz

El perseguido del absolutismo Ministro  con Fernando VII Ministro en la Regencia de Mª Cristina 


Esta información ha sido elaborada por, José Luis Moreno Martínez, para el libro
"El Camero Viejo" publicado por la Asociación de San Román de Cameros