Espacios naturales protegidos de La Rioja:
Sotos del Ebro en Alfaro

Fuente: EcoRed

Los Sotos del Ebro a su paso por Alfaro suponen un espacio natural privilegiado, de notable valor ecológico para el desarrollo de especies vegetales y de fauna asociada a los hábitats fluviales. Mantiene los bosques de ribera en ambas orillas del Ebro, que permiten la existencia de diversas especies de interés comunitario, como el visón europeo
Situación:
La Reserva Natural de los Sotos de Alfaro comprende una amplia franja en torno al río Ebro, desde que entra en el término municipal de esta localidad, tras la desembocadura del río Aragón, hasta el puente del ferrocarril de la línea Castejón-Alsasua sobre el río Ebro.
Los Sotos del Ebro en Alfaro son ocho, en ambas orillas: Soto Morales, Soto de Alfaro, Soto de la Duquesa y Soto del Tamarigal, en la margen izquierda del río Ebro; y Soto de la Nava, Soto del Hormiguero, Soto del Estajao y Soto de Máquinas, en la derecha.

Accesos:
- Por la carretera N-232, a 72 kilómetros de Logroño. Desde Alfaro parten diferentes caminos en dirección al río Ebro, cerca de la depuradora y la desembocadura del río Alhama.
- Por la Autopista A-68, con salida entre Corella y Alfaro por la carretera autonómica 287.

Información:
Oficina de Turismo: Ayuntamiento de Alfaro, Plaza de España, 1. Teléfono: 941 18 01 33
Superficie: 933 hectáreas
Declaración: Reserva Natural, 25 de mayo de 2001
Municipio: Alfaro

Valores naturales:
Los sotos de Alfaro son uno de los pocos lugares, junto con Haro, San Vicente de la Sonsierra y Logroño, donde ambas márgenes del río Ebro pertenecen al territorio de La Rioja.

Estos sotos son los únicos testimonios de la vegetación rupícola de carácter natural que cubría en una anchura considerable el río Ebro a su paso por el término municipal de Alfaro.
La mayor parte están ocupados por chopos de repoblación y zonas de huerta. Sin embargo, se pueden recuperar los bosques de ribera debido al impresionante poder de regeneración de sus especies, sobre todo chopos y sauces.

De los sotos que forman la reserva Natural, destacan dos: El Soto de la Duquesa ofrece un arbolado espeso de chopos y álamos, además de sauces cerca de la orilla y olmos, fresnos y alisos. Aquí nidifican especies forestales como herrerillos, mirlos y currucas. En las orillas puede verse algún martín pescador que nidifica en los taludes terrosos del río. También hay zorros y conejos. El Soto de Morales permanece inundado gran parte del año y su vegetación está compuesta por sauces, chopos, olmos y álamos, donde crían milanos, abubillas y pito real.
Desde Febrero hasta Septiembre las vecinas cigüeñas que anidan en los tejados de la Colegiata de San Miguel se adueñan de los sotos para buscar alimento. Hay que añadir otras aves como las garzas, cormoranes, ánades salvajes (azulones) y espátulas. El jabalí es uno de los mamíferos que habitan los Sotos, además de zorros, erizos, visones, conejos y liebres.

La frescura de los chopos junto a la orilla del río permiten agradables paseos para conocer algunos rincones de gran belleza en este hábitat natural de los Sotos del Ebro.


Parques Naturales en La Rioja