"Reyes Magos"
Autor: Luis

Qué tendrán las estrellas
y el firmamento que alumbran;
qué tendrá su parpadeo
y la noche, de luz pura,
que unos Magos van tras ellas,
con sus cabalgaduras,
fiados en su mensaje,
cifrado y en la penumbra.

Qué tendrá esa estrella
que en los aires resplandece
como anuncio del Mesías,
rey fajado en un pesebre,
y que a los Magos guía,
en mil leguas de estrecheces,
cuando el sol brilla en el cielo
o cuando las sombras crecen.

Qué tendrá, qué, la estrella
que juguetea en Belén,
que a los Magos de Oriente
pone en camino de fe;
su corazón enardece,
y los saca de su edén,
para adorar al Dios-hombre,
ignorado en Jerusalén. 

Qué tendrán los Reyes Magos,
que cada seis de enero
llenan de magia y colorido
a los grandes y pequeños.
Qué tendrán para en unos y otros
cumplir todos sus deseos,
aunque a los niños pobres, ¡ay!,
sólo un mendrugo de consuelo.

Qué tendrán los Santos Reyes,
que renuevan cada año
las ilusiones perdidas
entre tanto desengaño;
que pueblan nuestro mundo,
en guerras desangrado,
de ternura y esperanza
para seguir caminando.

Que los hipermercados
con su embrujo bien surtido
no nos roben, Reyes Magos,
la sencillez de los niños. 
Que los juguetes y regalos
sean tan sólo un símbolo
del amor de un Dios encarnado
y de nuestro mutuo cariño.

Reyes que seguís la estrella,
al tiempo que hacéis camino,
y sólo detenéis la senda
postrados ante el Dios-niño,
haced que nuestras huellas
acierten hoy su destino,
en invierno y primavera,
siguiendo a Jesús ya crecido.