Arenzana de Abajo                                                                                                                        
Situación Geográfica. A 27 kilómetros de Logroño y 543 metros de altitud, e Tierra de Nájera. El termino municipal – de 8.2 kilómetros cuadrados – aparece surcado por el arroyo Sandices, asomándose en su linde occidental a la ribera del Najerilla. Su relieve asciende escalonadamente hacia el este, sin contrastes abruptos.

Su población, básicamente agrícola – actividad local a la que se añade la fabricación de vinos-, ha descendido de forma notable a lo largo del siglo; contaba con 729 habitantes en el año 1900, 558 en 1970, 425 en 1991 y 286 en la actualidad

Historia.
El Fuero de Nájera, otorgado por el rey Sancho el Mayor en el año 1020, cita a Arenzana, sin especificar si se trata de la de Arriba o de la de Abajo. Idéntica incógnita se repite en el documento de fundación de tres mayorazgos que Pedro Velasco, Conde de Haro, hizo en 1458 para sus tres hijos, incluyendo en la dote del menor el pueblo de Arenzana. Puede estimarse, sin embargo, que se trataba en este caso de la villa de Abajo, puesto que la de Arriba pertenecía a los monasterios de Nájera y de San Millán.

Llegó a contar -según el censo realizado en el siglo XVI por la Corona de Castilla- con 250 vecinos; esto es, unos 1.250 habitantes.

El "Diccionario de la España dividida por provincias", editado en 1789, la reseñaba como "villa real". Formó parte de la provincia de Burgos hasta la creación de la de Logroño el 30 de noviembre de 1833.

Son hijos notables de la localidad Fernando de Tricio y Baños, obispo de Salamanca y de Orense y Fray Pedro de Arenzana, abad de Santa María la Real de Nájera en 1585; Fray Pedro Andrés de Arenzana, definidor general de la Orden Benedictina en el siglo XVI; y Teodoro Fernández Cenzano, militar destacado y brigadier de caballería nacido en 1782.

Monumentos.
Iglesia parroquial de la Natividad. Construcción en sillería, edificada en los dos últimos tercios del siglo XVI. Concluyó Juan Pérez de Solarte las naves en 1561,Martín Pérez Solarte finalizó el coro alto en 1583, y Bartolomé de la Carrera obró el  último cuerpo de la torre a partir e 1651 sobre un cuerpo bajo del siglo XV.
Tres naves de cuatro tramos rematadas por triple cabecera ochavada. Crucerías estrelladas.
Coro alto sobre crucería estrellada, a los pies. Portadas de medio punto en el penúltimo tramo,
orientada una al norte y la otra al sur,

Ermita del Carmen. Edificio de manipostería y sillería, barroco, del siglo XVII, restaurado. Nave rectangular, con cuatro tramos incluyendo la cabecera. Ingreso a los pies, en arco rebajado.

Cruceros. Dos, en las afueras del pueblo. Uno junto al cementerio, rodeado por cuatro columnas toscanas que sostenían un templete; el otro, desprovisto de restos de cubierta. Ambos, mal conservados, parecen obra del siglo XVI.

Arquitectura civil. En la Plaza de la Iglesia, algunas casas remarcables por su antigüedad, su
ornato, o sus escudos.

Economía.
Relativamente diversificada, lo que parece garantizar la estabilidad de recursos y demografía. En el aspecto agrario, se cultivan en Arenzana de Abajo cereales (cebada y trigo), habas, patata, algo de remolacha y -especialmente— viñedos de las variedades "gamacho", "tempranillo" y  viura", con las que se elaboran los caldos de la cooperativa local -importante- a la que aportan también uva localidades próximas como Manjarrés,  Alesón,  Tricio, Cárdenas, Badarán o Baños.

Ganadería complementaria, contabilizándose explotaciones de ovino, porcino, vacuno y caballar.
Actividad industrial en la fabricación de muebles, siendo además numerosos los vecinos que se emplean en empresas de Nájera.

Fiestas
El 3 de febrero, San Blas, bendición de los alimentos para el ganado. El 5, Santa Águeda, fiesta de los quintos, que realizan una cuestación portando una imagen de la homenajeada.
Celebración del Corpus, con actos organizados por la antiquísima Cofradía del Señor, que pervive desde hace más de tres siglos, 
El 16 de julio, festividad de la Virgen del Carmen, con romería a su ermita,
Fiestas patronales el 8 de septiembre, en honor de Nuestra Señora de la Antigua, con jira y
merienda en las choperas del Najerilla.
En Navidad, el vecino Pedro Moral, carpintero, instala el único Belén mecánico de La Rioja, con figuras animadas por numerosos motores y engranajes, creando un conjunto que merece sobradamente una visita.

Enlaces Interesantes
- Monasterios en La Rioja

- Vino de Rioja