Pinguicula grandiflora Lam
 (Grasilla)
  

Una de las plantas carnívoras que pueden verse con facilidad en nuestras sierras riojanas.

Pincha aqui, para ver la imagen ampliada

Consta de una roseta basal de entre 5 y 9 hojas de color verde amarillento. Cada una de las hojas se encuentra enrollada hacia arriba. En su superficie se observan numerosos puntitos brillantes que en realidad son glándulas en forma de barrilete (1) que fabrican mucílago (el disco que se observa al final de este tipo de glándulas), una sustancia pegajosa a la que quedan adheridos los insectos para después ser digeridos por otras glándulas esféricas (2) pegadas a la superficie de la hoja cuyos bordes se recurvan ligeramente durante el proceso de captura de los insectos (las manchas negras que se ven sobre las hojas de la fotografía). 

En el centro de la roseta emergen entre 1 y 3 flores de color violeta de unos 2 cm que por su parte posterior se continúan en un tubo fino o espolón.
Florece a finales de primavera y principios del verano, dependiendo de la altitud a la que se encuentre. Puede verse en bordes de riachuelos, taludes rezumantes, turberas y manantiales hasta los 2000 m de altitud.

Es planta común en todas la sierras da la provincia independientemente del tipo de suelo en que se encuentre, por lo que no aparece en el “Libro Rojo de Flora Silvestre amenazada de La Rioja”.



Fotos y texto: Javier Benito Ayuso