Lycopodium clavatum L.
 
(Licopodio, pie de lobo)
Este helecho parece más bien un musgo debido a su hábito rastrero y sus pequeñas hojas y de hecho así fue clasificado en el siglo XVI ("muscus terrestris").

Pincha aqui, para ver la imagen ampliada   Planta rastrera que puede extender sus ramificaciones a varios metros de distancia. De color verde pálido sus tallos están cubiertos de hojillas diminutas (menores de 5 milímetros), lineares, aplicadas sobre el tallo. Se ven numerosas raicillas y espigas fértiles que contienen los esporangios (los contenedores de las esporas). Estas espigas se levantan sobre las ramillas estériles y son de color amarillento lo que las diferencia del resto de la planta. 
Podemos encontrar las plantas fértiles durante los meses de verano. Pasa desapercibida entre los matorrales. Aparece a cierta altitud (por encima de los 700 m) sobre suelos húmedos con algo de sombra en sustratos ácidos, habitualmente en brezales, en compañía del arándano.

En el conjunto de la Península Ibérica es planta rara que se distribuye por el eje pirenaico-cantábrico hasta Galicia, Serra da Estrela (ya en Portugal) y Sistema Ibérico Septentrional. En La Rioja se conocen unas pocas poblaciones, todas ellas en la Sierra Cebollera.

La esporas se utilizaban bajo la denominación de "polvo de licopodio" o "azufre vegetal" para preparar polvos vegetales.

En el "Libro Rojo" de especies amenazadas de La Rioja se encuentra en la categoría "Vulnerable" y requiere protección activa.


Fotos y texto: Javier Benito Ayuso