Erythronium dens-canis L.
  (Diente de perro)

Preciosa especie primaveral, es una de las primeras plantas en florecer, en nuestras montañas, tras los fríos del invierno.

Pincha aqui, para ver la imagen ampliada Mide entre 10 y 25 cm de altura. Roseta basal compuesta por dos hojas, anchamente lanceoladas, muy características por ese retículo pardo en toda la superficie. Tiene un bulbo subterráneo que se asemeja a un diente de perro (por su forma y textura marfileña). El tallo culmina en una flor solitaria,, que cuelga hacia abajo, de precioso color entre rosado y violeta. Cuando se abre por completo los pétalos se arquean hacia el cielo y dejan al descubierto los estambres (órgano reproductor masculino) y el pistilo (femenino), muy llamativos por su tamaño y colorido.


Podemos encontrarlo en la mitad norte de la Península Ibérica en lugares frescos como pastizales o claros de bosque, principalmente en el sotobosque de melojares sobre suelos ácidos por encima de los 1000 m.
En La Rioja aparece dispersa en bosques montanos con cierta profusión. Florece muy pronto, desde finales de marzo, durante un mes aproximadamente.

No aparece en el “Libro Rojo de Flora Silvestre amenazada de La Rioja”.



Foto y texto: Javier Benito Ayuso