Atropa belladona L. 
 
(Belladona)
Del griego "Atropos", una de las tres Parcas que se encarga de cortar el hilo de la vida de cada uno de los mortales. De las otras dos, Cloto hila el hilo vital de cada ser humano y Lachesis decide dónde cortarlo.


Pincha aqui, para ver la imagen ampliada   Herbácea de hasta metro y medio de altura, de hojas grandes, ovales que tienen 20 cm como máximo. Flores pardas en forma de campana globosa. Los frutos son negros, brillantes. Florece en primavera y verano.

Aparece habitualmente en claros de hayedos o robledales, en zonas removidas, donde hay escombros y desperdicios.

En La Rioja hay contadísimas poblaciones de muy pocos ejemplares, siempre en hayedos. En la Península Ibérica se reparte por la mitad norte.

En el "Libro Rojo" de especies amenazadas de la Flora Silvestre amenazada de La Rioja aparece en la categoría "vulnerable".
Fue utilizada para embellecer a las damas ya que dilata las pupilas (contiene un alcaloide con este efecto) y como cosmético: el jugo del fruto enrojece la piel y se usaba para que las mejillas de las doncellas aparecieran encarnadas. Por ambas cualidades el nombre específico "belladona". Es una de las plantas que utilizaban las brujas en la Edad Media en sus Aquelarres. Es planta extremadamente venenosa; no en vano se cuenta que está vigilada por el mismo Diablo todos los días del año salvo en la noche de Walpurgis en la que el demonio se dedica a ir, en compañía de las Parcas, puerta por puerta en busca de niños a los que devorar.

Fotos y texto: Javier Benito Ayuso