Mamíferos








Búho Real
( bubo bubo )
  Es la rapaz nocturna más grande del continente europeo, aunque también la podemos encontrar en Asia y África del norte, con una envergadura que oscila en los 150 y 180 cm y una longitud de 60 cm. 

Son de color pardo leonado con manchas negras en el dorso y la cabeza, la parte inferior de la cara y garganta son de color blanco. Sus plumas cubren totalmente sus garras. Su cola es corta y la recorren unas franjas oscuras al igual que en las alas. 

En la cabeza sobresalen unas orejas y destacan también sus ojos, con un iris de color naranja. La hembra es más corpulenta que el macho. Su voz es un "uu uu uuuuuuuu" profundo. 
Cuando se siente amenazado ante la presencia de algún enemigo, abre las alas y ahueca el plumaje intentando aparentar mayor volumen y así amedrentar a su adversario. Es una ave sedentaria. Su hábitat típico se encuentra en roquedos y riscos de zonas montañosas hasta 2.500 mts, aunque también podremos encontrarlo en zonas esteparias y en las cercanías de centros habitados si no es molestado.

 Se encuentra como especie residente en casi toda la Península Ibérica, donde realiza movimientos dispersivos locales, sobre todo en individuos jóvenes y se le encuentra en casi todas las regiones, aunque raro en toda la franja costera. Suele permanecer oculto entre el matorral y las grietas donde es muy difícil sorprenderle salvo que levante el vuelo. Marca su territorio mediante cantos desde posaderos que lo delimitan.

Es un depredador que captura gran variedad de presas dependiendo de la abundancia y accesibilidad de éstas. Un porcentaje muy elevado de su dieta está compuesto por mamíferos: topos, ratas, conejos; pero  también  captura  otras aves de mediano tamaño como el cernícalo, lechuza, águila calzada, milanos; las serpientes, lagartos, ranas, peces, cangrejos y escarabajos también son presas del Búho Real. El gran desarrollo de su sentido auditivo, le permite cazar sin necesidad de luz.

Sus depredadores naturales son el zorro (que se come sus huevos y pollos) y el águila real. Aunque como siempre el hombre es el que realiza los destrozos más grandes. 

No construyen nido, cría en cuevas, repisas e incluso en el suelo, aunque siempre protegidos por vegetación. En general los cantos que se realizan durante la época de celo comienzan a ser audibles durante los meses de Noviembre y Diciembre. La puesta la suele hacia finales de febrero o durante la primera quincena de marzo y esta compuesta de 2 ó 3 huevos, los cuales son incubados durante 35 días. Los pollos nacen con un plumón corto, denso y suave de color blanco sucio que le cubre hasta la base de las uñas, por lo que parecen grandes bolas de algodón con dos enormes ojos. Abandonan el nido a los 28-35 días, sin poder volar aún, y los progenitores continúan alimentándolos durante algún tiempo. Aproximadamente a los 60 días ya vuelan y a los 70 ya cazan. La dispersión de los juveniles se produce en octubre.

Esta rapaz está en peligro debido a diversas causas. Entre ellas podemos englobar la mixomatosis del conejo y el factor humano, que ven en él, un competidor a la hora de cazar conejos. Los expolios y molestias que soportan de forma continuada algunos nidos, igualmente son motivos de esta disminución.
La mejor manera de poder conservar la especie es concienciar a las personas para que dejen de cazarla y de expoliar sus nidos. Deberían de darse cuenta que los depredadores, pueden ser considerados auténticos aliados de sus campos, de los que eliminan animales enfermos, mejorando la calidad de las poblaciones de especies cinegéticas de los cotos.

Aunque ahora su población es estable, en décadas pasadas estuvo a punto de desaparecer en la península ibérica. El censo del Búho Real  llevado a cabo en La Rioja en el año 1995, contabilizó en nuestra Comunidad 40 parejas reproductoras,  de las cuales 17 se encontraban en el Valle del Ebro y 23 en la Sierra.   Actualmente en la Península Ibérica hay unos 3500 ejemplares.