El Camino continua hacia la localidad de Azofra, a la cual se llega tras recorrer 6 Km. por un ascendente camino entre pinares y campos de cereales. El itinerario parte desde la misma Plaza de Santa María la Real, por la calle Costanilla. Los vecinos de la localidad de Azofra, se sienten muy orgullosos del paso del Camino de Santiago y de ofrecer hospitalidad al peregrino. 

Mantienen, de esta forma, una tradición iniciada en el siglo XII, cuando, en el año 1168, doña Isabel fundó en Azofra un Hospital de peregrinos, cuya iglesia estaba dedicada a San Pedro y disponía, además, de un cementerio para los peregrinos que fallecían en el Camino. El Hospital de Azofra pervivió hasta el siglo XIX, aunque no quede el más mínimo vestigio del edificio. 
La Calle Mayor de Azofra coincide con el Camino que, como en otros tantos puntos del trayecto, se ensancha para dar lugar a la plaza del pueblo. Allí se encuentra el templo de Nuestra Señora de los Ángeles, obra en piedra de sillería y sillarejo, datada entre los siglos XVII y XVIII. Consta de una nave de tres tramos -cubierta con lunetos sobre arcos de medio punto y ménsulas crucero y cabecera ochavada de tres paños. Crucero y cabecera se cubren con crucería estrellada, y combados curvos, apoyada en arcos apuntados y columnas adosadas. Orientada al norte, capilla con bóveda de medio cañón realizada en ladrillo. Torre al este, edificada en sillería. Ingreso bajo dintel, en el segundo tramo.
En el altar mayor, retablo de tres cuerpos y ático en tres calles, de mediados del siglo XVII. En el primer cuerpo, imágenes de San José, la Magdalena y San Roque. En el segundo, tallas de San Pedro y San Pablo, del XVII, flanqueando a Nuestra Señora de los Ángeles. En el tercero, Santiago Peregrino ocupando el centro, y a sus lados San Buenaventura y San Antonio de Padua. En el 

ático, Cristo en la  Cruz. A ambos lados del crucero pueden observarse retablillos del siglo XVIII muy similares: e l de l lado del Evangelio, con imágenes de Cristo resucitado,  la Dolorosa, la Flagelación, y San Martín de Tours. El del lado de la Epístola, con imágenes de San Juan Bautista y de la Virgen del Rosario.
Saliendo del pueblo y en la margen derecha. el Camino pasa entre el Parque de la Virgen de Valvanera, monumento a la Patrona de La Rioja y la Fuente de los Romeros. 
Desde Azofra existe un desvío de 5 kilómetros hasta Cañas, la localidad natal de Santo Domingo de Silos, y sede de la abadía Cisterciense de Cañas
,  en el que se conserva el sepulcro gótico de la beata doña Urraca López de Haro (1170-1262), considerado uno de los mejores monumentos funerarios de España.

Tras un trayecto relativamente corto, sin la más mínima dificultad orográfica, llegamos al "Alto de la Picota", un pilar de piedra, que hoy  se conoce como Cruz de los Peregrinos, llegamos a Santo Domingo de la Calzada.

 

Logroño

Navarrete

Ventosa

Nájera

Santo Domingo Grañón