Volver al menú principalEuropaAsiaAfricaAmericaOceania
 
Cataratas Victoria
 

Las Cataratas Victoria (Victoria Falls) fueron declaradas monumento natural en 1935 y nuevamente en 1970 bajo el Decreto de Monumentos y Reliquias de 1970. Con un total de 1.900 ha, la tierra es de propiedad del gobierno. 

El nombre local de las cataratas, «Mosi-oa-Toenja» significa «el humo que truena» y alude a las nubes de blanco rocío que se elevan hasta 500 m. desde el abismo al que caen las aguas. 

La integridad como monumento nacional está asegurada mediante el Decreto de Monumentos y Reliquias. Esta prohibido matar, molestar, remover o causar daños a la vida silvestre. Tampoco está permitida la introducción de ganado o animales domésticos.

Se desarrollan programas de monitoreo de plantas y animales para asistir en el manejo del monumento. No se restringe el acceso al público pero se requiere de considerables inversiones para mitigar el impacto de la erosión ocasionada por el uso intenso de visitantes. Se han rehabilitado áreas erosionadas y construido caminos para aliviar el impacto de los visitantes.
Estan ubicadas en el Río Zambeze, en el Áfricas central entre Zambia y Zimbawe. Desde la formación de la Olla de Makgadikgadi hace aproximadamente 2 millones de años, el Río Zambeze se ha estado abriendo camino a través del basalto, aprovechando unas pequeñas fisuras para formar una serie de cañones debajo de las cascadas existentes.

La catarata es la mayor cortina de agua del mundo. En época de mayor caudal (febrero o marzo) caen más de 500 millones de litros de agua por minuto. El bosque nublado ribereño en la zona de salpicado de la catarata es un ecosistema frágil que contiene muchas plantas únicas en el mundo. Una gran variedad de aves acuáticas frecuentan el río en las partes altas de la catarata.

Fueron descubiertas por David Livingstone, misionero y explorador escocés en 1855. El sitio esta deshabitado aunque recibe una gran cantidad de visitantes por año. Es una de las maravillas del mundo.
 Es un área suficientemente grande para asegurar que la totalidad del sitio sea conservado en buen estado. El manejo está dirigido a crear un alto nivel de aprecio hacia el sitio por parte de los visitantes.