Volver al menú principalEuropaAsiaAfricaAmericaOceania


El Kremlin de Moscú

 Fuente: Embajada de la Federacion Rusa en España 


Es el conjunto arquitectónico central de la ciudad, el resultado de la actividad de muchas generaciones. Como núcleo de la "villa de Moscú" el Kremlin es mencionado en las crónicas del año de 1331. A fines del siglo XIV ya en el Kremlin había una estrechez a causa de variadas construcciones. Las iglesias, monasterios, fincas ocuparon su territorio. Bajo el reinado del príncipe Iván III se emprendió una reconstrucción grandiosa del Kremlin para la cual había sido invitado de Italia el conocido artífice Aristóteles Fioravanti con sus discípulos, así como maestros de Pskov, Nóvgorod, Vladímir. Durante el siglo XIV fueron construidas las catedrales Uspenski (de la Asunción), Blagoveschenski (de la Anunciación), Arjánsueiski (del Arcángel San Miguel) las cuales formaron la Plaza Sobornaya (de las Catedrales). El conjunto de la plaza lo completan el Campanario de Iván el Grande y la Cámara Facetada - la sala principal del Palacio de grandes príncipes - construida por Marco Ruffo (Friazin) y Pietro Solano. Simultáneamente es levantada una muralla de ladrillos en vez del viejo muro de piedra blanca. 

El Kremlin adquiere los contornos actuales. Las murallas de fortaleza forman un triángulo irregular con una extensión total de 2235 m, el espesor de las murallas es de 3,5 - 6,5 m y su altura, de 5 a 19 m. Las murallas cuentan con 18 torres-pasos, las almenas con estrechas ranuras-aspilleras protegen la plazoleta de combate de 2 a 4 m de ancho que va por la parte superior de la muralla. Todo el Kremlin estaba rodeado por el agua de los ríos Moscova y Neglínnaya así como por un foso con un ancho de 32 y una profundidad de 12 m, del lado de la actual Plaza Roja.

Al principio las torres eran bajas, sus terminaciones picudas con techumbre piramidal las obtuvieron en el siglo XVII. La puerta en la torre Spásskaya (del Salvador) provista de un reloj servía de entrada principal en el Kremlin. La característica de las otras torres se contiene en sus nombres, por ejemplo, Vodovzvódnaya (la que sube agua), Arsenálnaya (la que sirve de arsenal), Nabátnaya (la de campana de alarma). Las torres están decoradas con entallado de piedra blanca. 
En el año de 1937 las águilas doradas zaristas fueron sustituidas por estrellas de cinco puntas, de rubí.Todos los siglos han dejado sus huellas en el Kremlin. A principios del siglo XVII, en el período de la guerra contra los suecos, a lo largo de sus murallas fueron construidos bastiones y fosos. 40 años después se hizo un palacio para la zarina Elisaveta según el proyecto de V.Rastrelli. En 1780 M.Kazakov construyó un magnífico edificio del Senado. Después de la Guerra Patria de 1812 se levantaron, por el proyecto de K.Ton el Gran Palacio del Kremlin y el edificio de la Armería.
La catedral Uspenski (de la Asunción) /1475-1479/ se halla en el lugar que ocupaba el primer templo de piedra de Moscú de siglo XIV, construido por Iván Kalita, el cual fue precedido por las iglesias moscovitas más antiguas - la de madera del siglo XII y la de piedra del siglo XIII. Dicha catedral fue creada por el arquitecto italiano Aristóteles Fioravanti según el modelo de la Catedral de la Asunción del siglo XII que se encuentra en antigua Vladímir. En el curso de cuatro siglos la Catedral Uspenski era el principal templo de Rusia. 

En la misma se coronaban los zares, se celebraban las ceremonias solemnes, se ascendían al rango y se sepultaban a metropolitanos y patriarcas moscovitas (sus sepulcros se encuentran a lo largo de las paredes). El iconostasio de cinco pisos de la Catedral es del siglo XVII. Su altura es de 16 m. A finales del siglo XIX fue cubierto de enchapado de plata con doradura. Aquí se habían coleccionado iconos desde el siglo XI hasta el siglo XVII, los cuales representan un inmenso valor artístico e histórico. En la pintura mural participó el gran pintor de aquella época Dionisio con sus discípulos. 
 
Entre los monumentos de las artes aplicadas figura el trono del siglo XVI del primer zar ruso Iván el Terrible. Es una muestra singular de la maestría de los tallistas en madera rusos, con un magnífico pabellón horadado. Para el año de 1489 los artífices de Pskov terminaron la construcción de la Catedral de la Anunciación (Blagoveschenski) - uno de los mejores monumentos del Kremlin de Moscú. Al principio fue tricéfalo y de tamaño reducido, pues servía de iglesia de la casa del gran príncipe. En el siglo XVI bajo Iván El Terrible fueron agregadas dos cabezas más, luego cuatro altares laterales pequeños. 
El número de cabezas aumentó hasta nueve. De modo que la Catedral de la Anunciación se convirtió de una modesta iglesia de la casa de príncipes moscovitas en el templo principal de la familia del zar. Los frescos más antiguos de la catedral se hicieron muy famosos. Las pinturas murales fueron realizadas con la participación de los eminentes pintores rusos Feofán El Griego, Andrei Rubliov y Prójor de Gorodets. Después de todas se construyó la Catedral Arjángueiski (del Arcángel San Miguel) /1505-1509/ bajo la dirección del arquitecto italiano Alevis Friazin. Los fragmentos de la pintura mural original, que prácticamente no se ha conservado, permiten considerar que la misma se había realizado por los pintores de la escuela de Dionisio. De nuevo la pintura mural de la Catedral se realizó a mediados del siglo XVII por el equipo de Simón Ushakov La Catedral Arjángueiski fue el sepulcro de los príncipes y zares moscovitas con la anterioridad al Pedro I. Se hallan aquí 46 sepulturas con lápidas memoriales de piedra blanca, cubiertas de fundas de cobre. La más antigua de las mismas es la del príncipe Iván Kalita que falleció en 1340. En las otras descansan Dmitri Donskoi, Iván III, Iván El Terrible y sus hijos.