Volver al menú principalEuropaAsiaAfricaAmericaOceania

Angkor Wat (Camboya)

Junto al color de sus paisajes exóticos, con sus abruptas montañas del norte, lagos, junglas y el Mekong, donde todos los ríos confluyen en la cuenca central, Camboya esconde uno de los tesoros arqueológicos más fascinantes del mundo.

Los reyes del poderoso imperio Khmer gobernaron un vasto territorio que abarcaba desde Vietnam a China, y por el oeste hasta la bahía de Bengala, entre los siglos IX al XIII. Su legado es un impresionante conjunto de templos, que se van arrancando poco a poco a la jungla, donde permanecían olvidados hasta ahora.
En Siem Reap, se encuentra la mítica Ciudad Perdida de Angkor, centro político y religioso del antiguo imperio. Todo el recinto tiene un tono especial, rojizo, debido a la piedra arenisca de sus edificios. Allí destaca, Angkor Wat, un majestuoso templo de dimensiones fabulosas, con sus altas torres y sus extraordinarios relieves. Obra maestra del arte jemer y uno de los mayores templos del mundo. Data del siglo XII y está construido a base de tres terrazas a modo de pirámide con un santuario central, galerías y una torre ricamente decorada. 

La obra fue concebida por Suryavarmán II en honor a Vishnu y que posiblemente sea también su mausoleo. Cada una de las terrazas está rodeada de intrincados laberintos. La torre central se alza en la planta alta a 55 metros del suelo. Conocido como la “capital pagoda”, Angkor fue declarado en 1992 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.