"Se equivocó la paloma"
Autor: Rafael Alberti

Se equivocó la paloma.
Se equivocaba.
Por ir al norte, fue al sur.
Creyó que el trigo era agua.
Se equivocaba.

Creyó que el mar era el cielo;
que la noche, la mañana.
Se equivocaba.

Que las estrellas, rocío;
que la calor; la nevada.
Se equivocaba.

Que tu falda era tu blusa;
que tu corazón, su casa.
Se equivocaba.

(Ella se durmió en la orilla.
Tú, en la cumbre de una rama.)


"Paraiso perdido"
Autor: Rafael Alberti

A través de los siglos, 
por la nada del mundo, 
yo, sin sueño, buscándote. 

Tras de mí, imperceptible, 
sin rozarme los hombros, 
mi ángel muerto, vigía. 

¿Adónde el Paraíso, 
sombra, tú que has estado? 
Pregunta con silencio. 

Ciudades sin respuesta, 
ríos sin habla, cumbres 
sin ecos, mares mudos. 

Nadie lo sabe. Hombres 
fijos, de pie, a la orilla 
parada de las tumbas, 

me ignoran. Aves tristes, 
cantos petrificados 
en éxtasis el rumbo, 

ciegas. No saben nada. 
Sin sol, vientos antiguos, 
inertes, en las leguas 

por, andar, levantándose 
calcinados, cayéndose 
de espaldas, Poco dicen. 

Diluidos, sin forma 
la verdad que en sí ocultan, 
huyen de mí los cielos. 

Ya en el fin de la Tierra, 
sobre el último filo, 
resbalando los ojos, 

muerta en mí la esperanza, 
ese pórtico verde 
busco en las negras simas. 

¡Oh boquete de sombras! 
¡Hervidero del mundo! 
¡Qué Confusión de siglos! 

¡Atrás, atrás! ¡Qué espanto 
de tinieblas sin voces! 
¡Qué Perdida mi alma! 

-Ángel muerto, despierta. 
¿Dónde estás? Ilumina 
con tu rayo el retorno. 

Silencio. Más silencio. 
Inmóviles los pulsos 
del sinfín de la noche. 

¡Paraíso perdido! 
Perdido por buscarte, 
yo, sin luz para siempre. 
.