Tipos de Vino

Vinos Blancos

La uva entera pasa a la escurridora, se eliminan los hollejos y raspones, y el mosto obtenido pasa a los depósitos de fermentación.
Vinos Rosados

La uva, despalillada y ligeramente estrujada, pasa a los depósitos escurridores, donde se controla la maceración del liquido con los hollejos. Una vez obtenido el mosto, se decanta antes de pasar a los envases de fermentación.
Vinos Tintos


Existen dos sistemas diferentes. El más extendido actualmente consiste en retirar los raspones en la despalilladora antes de la fermentación, de modo que se obtienen vinos apropiados para un largo periodo de envejecimiento. Por el contrario, si la uva entera pasa a los depósitos de fermentación, el sistema seguido, tradicional en Rioja, es el conocido como "maceración carbónica". 
En este caso, los vinos obtenidos serán suaves, con bastante cuerpo, color intenso y adecuados para el consumo en su primer año. En ambos casos, durante la fermentación se remonta el mosto de la parte inferior a la superior, a la vez que la temperatura permanece constante para que el proceso se realice de forma homogénea y no se pierda ninguno de los aromas que contiene el mosto. Al finalizar la fermentación se lleva a cabo el descube: una vez separadas las materias sólidas, el vino pasa a los depósitos de almacenamiento, donde es sometido a un control de calidad. El proceso de envejecimiento caracteriza y diferencia a los vinos de Rioja de las zonas vitivinícolas del resto del mundo. Tras permanecer en barricas bordelescas de madera de roble, el vino pasa un tiempo en botella. Según el proceso de envejecimiento seguido, en el vino de Rioja se establecen las siguientes categorías :
  • Vino Joven:  vino en su primer o segundo año, que conserva sus características primarias de frescor y afrutado. 
  • Vino Crianza Corresponde a vinos, al menos en su tercer año, que han permanecido 12 meses como mínimo. envejeciendo en barrica de roble. En vinos blancos, el periodo mínimo de envejecimiento en barrica es de seis meses.
  • Vino Reserva:  Corresponde a vinos muy seleccionados, con un envejecimiento mínimo entre barrica y botella de tres años, uno de ellos al menos en barrica. En vinos blancos, el periodo de envejecimiento es de dos años.
  • Vino Gran Reserva: corresponde a vinos de grandes cosechas que han envejecido un mínimo de dos años en barrica de roble y tres en botella. En vinos blancos, el periodo de envejecimiento es de cuatro años.
Etiquetado de los vinos




Vino Joven Vino Crianza Vino Reserva Vino Gran Reserva
Selección de los mejores Vinos de Rioja