Trashumancia
Brieva de Cameros es una localidad de profunda raíz trashumante. No en vano es una de las escasas localidades riojanas que todavía mantienen rebaños de ovejas merinas que cada año descienden al sur de la Península a pasar el invierno.

Brieva llegó a tener en el siglo XVIII cerca de 30.000 merinas y uno de sus vecinos, "la Baronesa", poseía 20 rebaños, cada uno de los ellos con más de mil cabezas. De esta época son las numerosas casas solariegas y el antiguo "rancho" donde se esquilaban las ovejas. En el caserón de Martín Sastre, a la entrada del pueblo, se esquiló por primera vez en esta sierra con máquinas eléctricas, existiendo todavía las máquinas que las ponían en funcionamiento.

El pueblo se encuentra en la Cañado Real de las Siete Villas, que viniendo de Viniegra de Abajo y Ventrosa continúa hacia Ortigosa por el imponente "Paso de las Escaleras" llegando hasta Canto Hincado. En este collado se conserva un mojón medieval que señala lugar de cruce de cañadas y limites territoriales. El paisaje, debido a su importante pasado ganadero, está dominado por pastizales y matorrales, salpicado por pequeñas manchas de robles y carrascas.

Son numerosos los puntos y topónimos que nos recuerdan la actividad trashumante. Así podemos dar un cómodo paseo hasta el término denominado "el Contadero" por el cordel (vía pecuaria de menor dimensión que la cañada), visitar el mencionado mojón medieval de Canto Hincado donde existe un grupo de cabañas o acercarse a observar otra estela similar llamada "el Palo" camino de Ventrosa. Son también numerosos los restos de antiguas majadas y chozos. Quizá cabe destacar los existentes en el llano Corco Bajero que fueron objeto de excavación arqueológica.

Fiesta de la Trashumancia en Brieva de Cameros

Brieva de Cameros
[Situación] [Historia] [Monumentos] [Economía] [Trashumancia] [Fiestas] [7 Villas]